De Salvatore Ganacci a Bad Bunny en Tomorrowland

Un fin de semana muy fructífero para Tomorrowland este 2018, que sigue coronado como el festival más grande y mejor producido de música electrónica en el mundo. Su magia siempre nos deja grandes momentos a todos los que gustamos de consumir por montones la música electrónica, no sólo por la increíble producción que ofrece en todos sus escenarios, sino también que cada año ha mejorado el tema de las transmisiones, lo cual hace disfrutar de varios de los escenarios y sets de los DJ que se presentan.

Este primer fin de semana que ha tenido el festival en el pueblo de Boom, Bélgica, se ha visto lleno de muchas sorpresas, pero destacan dos en la viralidad del Internet que hacen sentir a la gente como si se tratata del fútbol para escoger un bando en el cual sentirse seguros para la crítica: o te gustó lo que hizo Salvatore Ganacci en el escenario, o lo odiaste. Por el otro lado, amaste la intervención de Bad Bunny con Alesso, o la acribillaste. ¿En cuál están ustedes?

Aquí sólo puedo hablar por mí, y la verdad es que de los dos momentos tan acalorados que nos ha regalado el festival, tengo algunos puntos a toda la ecuación.

Salvatore Ganacci es un show man que ha escogido el mundo del DJ desde hace unos años para destacar. Hoy se le critica el excesivo movimiento de cuerpo sobre el escenario de Tomorrowland, como si estuviese prohibido poder disfrutar de la música y hacer show de ella. Sale a confusión que si un cantante como en el caso de las boy bands, salen a cantar mientras hacen coreografía, está bien, pero si un DJ intenta hacerlo, está mal. ¿De acuerdo a qué criterio? Bueno pues si nos ponemos en los pies de la vela perpetua del tornamesismo, los más aferrados a la técnica dicen que un buen DJ no tiene derecho a descuidar su consola, porque tiene que estar al tanto de su sesión. Si bien esto es cierto para varios DJ que son unas bestias sobre el escenario y derrochan talento en sus mezclas, hay otros como Salvatore, que saben mezclar y por fortuna, entretener a la gente.

Muchos comentarios que leí en Twitter y Facebook, decían algo como, “imagínate que pagaste cientos de euros por entrar a este festival y ver a este payaso”. El año pasado la temática de Tomorrowland incluso fue circense, sí había payasos, sí pagabas por entrar a ver un circo que se vestía de música electrónica de todo tipo. Lo de Salvatore es entender que hoy hay mucho DJ que destaca por el personaje que representan, no tanto ya por si perfeccionan su beat matching, y si esto no fuera exitoso, no veríamos a toda la gente aplaudirle, divertirse y sentirse entretenida, que al final, es lo que esperan al sí pagar su entrada a este tipo de eventos.

Sobre todo pongan atención a su introducción, donde él mismo critica a si mismo y los comentarios de la gente que no están, “de acuerdo en que deba bailar”. Salvatore vive y respira de la conexión con la gente y del entretenimiento, mientras más se le acribille or su acción en el escenario, más grandeza logra en su ser.

Ahora por el otro lado está nuestro conocido, Bad Bunny, que es aclamado por millones así como odiado por otro tanto. Eso es un tema subjetivo, de acuerdo al, “cómo se atreven a integrarlo a la música electrónica”. Pasa que desde los noventa, cuando el reggaeton tuvo su primer ola comercial en el mundo, justo eran productores de música electrónica, como hoy el grandioso Erick Morillo, quienes estaban detrás de famosos éxitos de la época.

Ahora en marzo de este año, J Balvin también estuvo presentándose en el escenario principal de Ultra Music Festival en Miami, lo cual no causó el mismo tipo de revuelto entre la gente por que la canción de, “Mi Gente”, es mucho más conocida ya por el éxito radial que ha tenido. Lo importante también del impacto que ha tenido la influencia latina dentro de la música electrónica es importante, porque ahora que el EDM es el Pop de estos años, donde artistas justo como Alesso, son igual de importantes que un Justin Bieber en las listas de popularidad de música, la integración de artistas como Bad Bunny es lo natural en estas ecuaciones.

Si te gustó o no la participación de Bad Bunny, es algo que cada quien es libre de decidir, pero sí es importante entender que estamos en una nueva era para todo. Los festivales han cambiado mucho, la escena de los DJ ha cambiado muchísimo más, la música, la esencia. Hoy las cosas son de otro modo, de otro sabor y en otro formato.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s